Ningún candidato sabe, o explica, cómo va a financiar el Estado

Una de los puntos más preocupantes del debate de ayer es la financiación. Ambos candidatos, aunque digan lo contrario, tienen un programa caro:

  • Rubalcaba pretende, o dice pretender, que el gobierno no sólo mantenga sino que incluso aumente las partidas de sanidad, educación y pensiones. Además, quiere retomar la senda de la inversión pública para propiciar el crecimiento del que la austeridad franco-alemana ha privado a todo el continente. Además, el socialista quiere perdonar la seguridad social de los empleados que contraten las pequeñas empresas.
  • Rajoy, por su parte, no sólo dice que también va a mantener la educación y la sanidad y va a aumentar las pensiones, sino que detalla (valga la expresión) en su programa una cantidad muy importante de exenciones e incentivos fiscales pensados para dinamizar la economía.

Estas propuestas suenan muy bien (no así otras que llevan en la campaña), pero carecen de todo valor si no se explica cómo se pagan. Y aquí es donde los argumentos de ambos hacen aguas.

  • Rubalcaba presentó medidas más concretas, pero bastante ingenuas y fantasiosas. Que yo pueda recordar:
    • Petición a Europa de que retrase el ajuste presupuestario dos años. ¿Pero esto qué es? Estamos viendo todos los días cómo Europa (o sea, Merkel y Sarkozy) nos va dando con el palo con el déficit, regañando si nos excedemos y aplaudiendo cuando cumplimos bien los planes de ellos. Acabamos de ver cómo desde Francia y Alemania se priva a los ciudadanos griegos del derecho a decidir. ¿Y nuestro gran plan ahora es pedir a Europa? Suena como si mi plan para pagar mi supuesta hipoteca fuera pedirle al Gobierno que apruebe una moratoria.
    • Petición al Banco Central Europeo de una bajada de los tipos de interés. Otra vez algo que no podemos decidir nosotros, sólo pedir. El BCE seguramente bajará los tipos ahora que no está llevado por la gran cabeza de Trichet, pero seguramente no tanto como nos vendría bien a los españoles.
    • Subida de los impuestos al alcohol y al tabaco. Ésta, por lo menos es realista y está en manos del gobierno.
    • Impuesto a las grandes fortunas, al estilo francés. Subir la aportación de los que más tiene es de justicia, pero no tiene tanta repercusión en las cuentas públicas, sobre todo si, como ha dicho, pretende sustituir al impuesto de patrimonio. Estoy de acuerdo en todo lo que sea equilibrar la carga, aunque sea por simbolismo y por justicia, pero mucho me temo que este impuesto no soluciona los presupuestos.
  • Con Rajoy acabo mucho antes. El popular ha mencionado en ocasiones anteriores que va a meter la tijera a todo lo que no sea sanidad, educación y pensiones, sin embargo, no lo mencionó mucho en el debate. Cuando se le preguntó cómo pensaba financiar la sanidad, su respuesta no fue sencilla, fue simplona:
    • Creando puestos de trabajo y una buena situación económica que permita ingresos por la seguridad social, la renta y los beneficios de las sociedades. ¿En serio, Mariano? ¿Lo has pensado tú solito? ¿Crees que a nadie del gobierno se le había ocurrido? Volviendo al símil de antes, es como si el plan para pagar la hipoteca de un parado de larga duración fuese encontrar trabajo.

En resumen, ambos candidatos tienen propuestas muy importantes, pero no saben cómo pagarlas. O no saben gobernar, o no se atreven a comentar lo que realmente tienen planteado. Ambos llevan haciendo política unos veinte años, y han formado parte del Gobierno de la Nación como ministros de Interior, entre otras cosas. Podéis haceros una idea.

Kang contra Kodos

Ayer hubo un acontecimiento que pasó desapercibido a los medios de comunicación, pero que tiene una importancia capital en el rumbo y el provenir español. Estoy hablando del debate cara a cara (¿exiten debates de espaldas?) entre los candidatos de dos partidos aleatorios: Alfredo Pérez Rubalcaba y Mariano Rajoy.

 

Seguramente os resultará imposible encontrar un análisis de lo que la noche pasada ocurrió, por lo que Asqueados Press en su vocación de información, y un servidor, realizan a continuación algunas reflexiones sobre lo que vimos y, sobretodo, cómo lo vimos, pues en estas cosas uno se sorprende de cómo, habiendo recibido la misma emisión sin pestañear un segundo, distintas personas perciben cosas muy diferentes y hasta opuestas.

 

Empezando por el final, la cuestión de quién ha ganado me ha parecido siempre bastante pueril, aunque quizás no tanto como en un Debate sobre el Estado de la Nación, pero similar. En este caso si tengo que responder a tan extraña pregunta diré que ambos y ninguno. Los dos ganan porque consiguieron sus objetivos y ninguno lo hace porque, seamos francos, no se jugaban nada al ya estar determinado el resultado de las elecciones (por el mismo motivo, ninguno de los dos pierde).

 

Pero ni el cinismo y fatalismo sobre el resultado ni mi desapego por ambos candidatos evitaron que disfrutase con el debate porque tengo aficiones extrañas y me encantan las contiendas políticas. Y este debate dio infinitamente más juego que el anterior. Aquella vez ambos candidatos salieron asustados y ninguno se salía de su guión por si se equivocaba y resultaba en un bajón electoral. Así, se convirtió en un diálogo de sordos en el que Zapatero y Rajoy contaban de cada tema lo que traían aprendido de casa.

 

Algo así fue la actitud de Mariano ayer, no tan exagerada como hace cuatro años, pero sí remarcada por la forma en que se le notó que iba leyendo (¿había estudiado menos?). De todas formas, el popular venía con clara ventaja y en ello radica su actitud. Su estrategia de no decir nada le ha dado sensacionales resultados hasta hoy y ayer era el peor momento para romperla. Siendo el límite de su compromiso cuando especificó su hoja de ruta para salvar la economía: cambio de gobierno, generar confianza, tener un plan (y así lo dejó, al parecer Mariano tiene un plan, pero no se sabe cuál), generar empleo y recortar gasto (lo único que empieza a concretar y encima viene impuesto desde Europa). Su política social no fue más clara: como Mariano va a crear empleo por arte de magia, el empleo genera impuestos y habrá dinero de sobra para pagar los servicios sociales.

 

Más interesante fueron los intentos de Rubalcaba, a quien por ello dedicaré más tiempo. Alfredo fue claramente al ataque, no sólo porque no tenía nada que perder como tanto se ha dicho, también porque si no atacaba a Rajoy no tenía nada de que hablar, pues no podía hacer lo que hacen los candidatos del gobierno en los debates. ¿Y qué es eso? Pues presumir de los logros del ejecutivo. Creo que me seguís.

 

La única razón que podría haber para votar al PSOE después de lo que ha estado haciendo es la certeza de que las medidas del PP serán más antisociales aún de las que hemos visto. De ahí el silencio de Rajoy. Y de ahí que el principal objetivo de Rubalcaba haya sido desenmascarar el programa oculto del PP.

 

El socialista tuvo éxito parcial en esta misión. Lógicamente Mariano no estaba por la labor de que le tirasen de la lengua y, si hubiese estado en un tatami, le habrían pitado pasivo, que es la falta que comete un judoka cuando renuncia al ataque y se queda tieso como un ladrillo para evitar el desequilibrio.

 

Las estrategia de ataque se basó en traer muy bien estudiado el programa del PP, y pedir aclaraciones sobre los puntos antisociales del mismo. Estos aspectos están redactados de forma suficientemente ambigua y maquillada, por lo que era necesaria la colaboración del gallego para que aclarase a qué se refería.

 

Uno de los blancos del socialista fue la propuesta del PP de que los convenios firmados en cada empresa prevalezcan sobre los convenios estatales y regionales establecidos de forma conjunta en las negociaciones sectoriales. El PP lo ha defendido en más de una ocasión presentando como una maravilla que un empresario se ponga de acuerdo con sus trabajadores en el marco que mejor le venga a todos. Este planteamiento obvia dos cuestiones importantes:

 

  • En una empresa pequeña, ni siquiera en una grande, rara vez los trabajadores solos tienen fuerza para poder negociar en condiciones, sin comité de empresa ni estructura sindical ni posiblemente conocimiento de leyes y convenios. Generalmente en estas condiciones los trabajadores se ven forzados a aceptar las condiciones impuestas por el empresario, y ahora ni tan siquiera podrán respaldarse en el convenio colectivo.
  • Que cuando algo conviene a la empresa y el trabajador, ambos se ponen de acuerdo rápidamente. Por ejemplo, si un convenio dice que la mitad de las vacaciones las elige el empleado y la otra el trabajador, uno y otro pueden ser más flexibles para que la totalidad de las vacaciones las elija el trabajador siempre que no sea dentro de un pico de trabajo. Cuando hay interés mutuo, el convenio no representa un obstáculo. Cuando no sea así, ahora sabremos quién se llevará el gato al agua.

 

Sirva esta cuestión como ejemplo del programa oculto del PP, del que no se quiere hablar no sea que no les voten.

 

Rubalcaba no consiguió que su contrincante admitiese ni desmintiese ni media coma de ése y otros puntos oscuros, pero está claro que le puso en apuros. “No lo ha leído bien”, “no lo ha entendido”, “no es así”, repetía el gallego a la defensiva, y sin embargo no aclaró ni una sola de las supuestas malinterpretaciones.

 

Todas y cada una de las referencias de Alfredo al programa del PP cogían a Mariano con el pie cambiado. Pero de una forma que daba la impresión de que el conservador no se había leído su propio programa. ¿Será posible? De veras que no lo descarto.

 

Si viniera de otro país y tuviera que atenerme solamente a lo visto ayer, Rubalcaba sería un tío al que podría votar. Me gusta lo que dice y lo hace de forma convincente.

 

Desgraciadamente para él, le hemos visto con sus colegas recortando y tomando medidas de derechas. Rajoy lo tenía muy fácil y estaba claro que la cuestión saldría a relucir: “Ustedes solamente se acuerdan de los ricos cuando estamos en elecciones”, y es la pura verdad. Si el PP tiene un programa oculto, el PSOE tiene uno que no puede ocultar. Cualquier cosa que Rubalcaba quiera prometernos, como posponer el límite del déficit, subir los impuestos o dar ayudas sociales, podría haberlo puesto en práctica ya. Lo siento mucho, pero no le queda ni una gota de credibilidad. Al menos gracias por defender tesis menos derechistas.

Kang y Kodos, los extraterrestres de los Simpson, en el debate electoral
"No pueden hacer nada, el sistema es bipartidista"

 

Mañana debate a cinco. Seguramente escucharemos formas diferentes de salir de la crisis. Pena que no vaya a recibir tanta atención.

Lo más comentado de Asqueados Press (el viejo)

Cuando teníamos el viejo blog, siempre quise hacer una recapitulación sobre lo que había. Pero el problema es que se habría quedado obsoleta en poco tiempo. No es que el blog fuera mínimamente popular, pero un par de entradas sí eran lo suficiente como para recibir al menos un comentario cada dos semanas (en época tranquila).

 

El viejo Asqueados Press cerró, por lo que los datos ahora son definitivos, pero no teníamos ni acceso a dichos datos, ni lugar donde publicarlos (y no creo que en Barrapunto hubieran interesado mucho). Ahora, gracias al intenso trabajo de Mu, tengo donde publicar (el nuevo y mejorado Asqueados Press) y donde obtener los datos (el viejo Asquedos Press). Por tanto, sin más dilación:

Ránking de popularidad

 5. Una razón para oponerse a la monarquía (Inconexo, 11 comentarios)

Que la quinta entrada más popular tenga 11 comentarios, hacen a la idea de que el viejo Asqueados Press no era más que un blog normal, en el que la mayoría de las entradas tenían uno o ninguno.

 

Esta entrada concreta no tenía nada muy especial. Para nosotros el 14 de Abril siempre ha sido una fecha muy significativa y yo me propuse escribir cada año una entrada en esa fecha, dando algún argumento a favor de la República o contra la Monarquía. Ésta fue la segunda y última vez que escribí un 14 de Abril, lo cuál da una idea clara de la firmeza de los propósitos que me hago.

4. Un andaluz soso (Inconexo, 20 comentarios)

El artículo versaba sobre la polémica que se había montado en el parlamento andaluz sobre un anuncio de Vaya Semanita, en el que se hacía chiste con los tópicos andaluces y vascos. Quise hacer un alegato contra los escocidos que se toman las coñas en serio, contra los tópicos y contra las estúpidas rivalidades territoriales.

 

Sin embargo, la entrada no tardó en llenarse de comentarios agriamente antiandaluces y agriamente antivascos. Lo cual nos enseña dos lecciones sobre esto de los blogs:

 

Conclusión: Lo que pretendes con una entrada, seguramente no es lo que quieres conseguir. Siempre habrá gente que se agarre de un asidero del tema y llevar las cosas a la esquina contraria que pretendías, seguramente insultándote y poniendo cosas en tu boca opuestas a lo que habías dicho.

 

Conclusión: Cuanto más agrio es un comentario, peor suele ser su ortografía.

 3. Hazte Oír: No te lo pongas, no se lo pongas. (Mu, 35 comentarios)

Mu quiso contestar con esta entrada a una campaña de desprestigio del preservativo llevada a cabo por la organización ultracatólica Hazte Oír.

 

Por algún motivo, la entrada alcanzó los primeros puestos en Google para los términos “Hazte Oír” (el buscador siempre nos trató bien), lo que provocó que gran número de cristianos moderados y radicales entraran a rebatir, organizando una contienda con no pocos partidarios de la goma.

2. “7 vírgenes” o “Canis, la película” (Mu, 79 comentarios)

Mu fue al cine y se tragó un bodrio. Después de la pérdida de dinero y tiempo (aún más grave), lo menos que pudo hacer es avisar a la gente a lo que se exponía si entraba en esa sala.

 

Lo que dudo mucho que supiera es que escribiendo eso estaba creando la segunda entrada más popular del blog. Y esto se debe a que una horda de canis entró a defender a capa y a espada la película que ellos entendían que representaba mejor su forma de vida (robar, dar palizas y violar). Todos fueron muy escocidos, exceptuando a algunas chicas que se dirigieron a nosotros como si fuéramos los creadores de la película (lo cuál refuerza mi conclusión anterior: ni siquiera se molestan en leer lo que escribes).

 

Si piensas pasarte a ver los comentarios, te advierto que es posible que después de hacerlo seas incapaz de escribir sin faltas de ortografía para siempre.

 1. Muere el perro más feo del mundo (Mu, 131 comentarios)

Sí, señores. Créate un blog, escribe análisis políticos, artículos de informática, revisión de libros y reflexiones profundas y tópate con que la entrada más exitosa (en cuanto a comentarios) va de un puto perro asqueroso. Si me hubieran dicho antes de abrir el blog que las entradas más populares serían sobre un perro desdentado y purulento y una película igual de desagradable, me lo hubiera pensado bastante. No nos queda salvo extraer la conclusión:

 

Conclusión: Lo que a ti te interesa no es lo que interesa a los lectores. Te quedarás frío al comprobar que tu ocurrencia ingeniosa y genial o tu sesudo análisis se quedan sin respuesta, mientras la estupidez que escribiste porque no sabías que poner se inunda de comentarios.

 

Creo, pero me patina la memoria, que fue a Campanilla a la primera que le leí que casi todos los blogs suelen tener una entrada que se escribe casi por escribir, sin darle importancia y se convierte en un fenómeno de masas (a escala del blog). Sin duda, la muerte del perro Sam se convirtió en esa entrada en nuestro blog, y en el de mucha otra gente.

 

No en vano, durante casi 3 años, gente doliendo a Sam, gente arremetiendo contra él, y gente arremetiendo contra los segundos no dejaron de compartir sus curiosos pensamientos con nosotros, dejando algún insulto esporádico contra el blog que les daba esa oportunidad.

 

Y esto ha sido todo. ¿Cuál será la entrada más popular del nuevo Asqueados Press? Imposible saberlo, seguramente la más estúpida. Por ahora, con conseguir una entrada de dos o tres comentarios, me voy conformando.

Muchas novedades en asqueados.net y Asqueados Press

Hemos seguido dándole bastante caña a esto de relanzar asqueados.net. Paso a contabilizar el resultado de insanas horas:

  • Se ha hecho un PHP simple en la página principal que permite pintar de forma dinámica los sitios de la red asqueados.net.
  • Se ha restaurado el viejo Asqueados Press, pero actualizando el software para tener más funcionalidad y seguridad. Las entradas y comentarios están cerrados y se quedarán para poder consultarlos, estando enlazados a través del Planeta.
  • Se ha restaurado también el viejo Wiki, pero ya no es viejo porque seguiremos usándolo y también tiene el software actualizado (el último Mediawiki). La nueva dirección es wiki.asqueados.net.
  • Nuevo tema en el blog, pero no sé si será el definitivo. Ya se han añadido widgets y un menú arriba para poder consultar el tema que te interese de los más habituales (porque somos polifacéticos).
  • Integración con identi.ca/Status.net por dos vías: un widget que muestras las dentadas (a su derecha tienen “Noticias Breves”) y un plugin que publica automáticamente las entradas en nuestra cuenta de identi.ca.
  • Muchas más cosillas que ahora no puedo recordar pero que nos han tenido bastante liados.

¿Y qué queda? Pues:

  • Una infinidad de flequillos que amenazan por convertirse en un “no acabar”.
  • Una entrada en el que, para referencia de posibles interesados, expondremos cómo estamos hechos por dentro(especialmente en cuanto a plugins se refiere).
  • Un detallito: los lectores.

Pero bueno, nada que tenga mucha importancia, al fin y al cabo, ¿quién quiere ser escuchado teniendo el placer de escribir y leerse a uno mismo?

Por tanto, a pesar de los futuribles, damos por acabada la fase beta de Asqueados Press. Señores, estamos en Producción.