Sale (salió) GNOME 3.4

No sé si fue la huelga o la próxima semana santa, pero parece habérsenos pasado que el pasado día 29 salió a la luz el GNOME 3.4. En esta versión lo que más se ha trabajado es en el aspecto de las aplicaciones. Hay muchas novedades, pero para la noticia sólo puedo destacar unas pocas:

Los interfaces de Documentos, Contactos y de la aplicación anteriormente conocida como Epiphany (y ahora simplemente Web) son los más cambiados.

También se han movido las acciones globales de la aplicación (como diferencia de las específicas de ventana) desde el menú normal, al icono de la aplicación en la barra superior de GNOME.

Ahora a la vista de Actividades las aplicaciones pueden enchufarle elementos. Por ejemplo, la aplicación Documentos ahora le provee los documentos (locales u online) que conoce para que puedan ser abiertos directamente desde allí.

Los fondos de pantalla ahora son dinámicos, y el que viene por defecto va variando de luminosidad y contraste según la hora del día (mañana, tarde o noche).

Recomiendo a los interesados entrar en la página de GNOME que enlazaba arriba porque hay muchos más cambios.

Yo aviso! de Carlos Gorostiza

Me han mandado por correo un recorte de periódico que me ha parecido interesante y quería comunicarlo.

Lo que comenta me parece que muchos lo pensamos, pero el modo de decirlo es lo que me ha gustado, a modo de aviso, como debería de ser, porque la ciudadanía debería ser un agente activo, ni pasivo ni peticionario; resolutivo, con fuerza.

¡Qué ganas tenían en ABC!

Ayer, día de las elecciones en Andalucía y Asturias, hasta las 1:00 de la mañana la portada del ABC lució este texto (página con captura de pantalla):

Arenas, mayoría absoluta para regenerar Andalucía

El centro derecha gobernará la región por primera vez con un cómodo XX% de votos y XX diputados. La suma de escaños socialistas y de IU no permite a Griñan presidir la Junta cuatro años más.

Nótense las X dentro del texto. Era la plantilla que los periodistas habían preparado para currar un poquito menos durante el resultado y poder celebrarlo a gusto. La fiesta se les aguó, pero algún lector se llevaría una fugaz alegría.

Al final no pudo ser, no sé si por los recortes, por el exceso de confianza o porque Arenas no nos gusta. Llámalo X.

La dama de hierro, buena película, gran Meryl Streep

Por suerte pillé la película en el cine ya en los últimos pases a sesión única a las 20:30, había querido verla desde que la anunciaron y con las críticas me animé. Viendo el formato de película, y que la crítica a la actuación de Meryl Streep era magnífica, me decidí a verla en la gran pantalla.

En general es una buena película pero nada especial a mi entender, es un punto de vista personal muy poco definido e intentando abarcar todo y nada.

La actuación de Meryl Streep muy buena.