Lo más comentado de Asqueados Press (el viejo)

Cuando teníamos el viejo blog, siempre quise hacer una recapitulación sobre lo que había. Pero el problema es que se habría quedado obsoleta en poco tiempo. No es que el blog fuera mínimamente popular, pero un par de entradas sí eran lo suficiente como para recibir al menos un comentario cada dos semanas (en época tranquila).

 

El viejo Asqueados Press cerró, por lo que los datos ahora son definitivos, pero no teníamos ni acceso a dichos datos, ni lugar donde publicarlos (y no creo que en Barrapunto hubieran interesado mucho). Ahora, gracias al intenso trabajo de Mu, tengo donde publicar (el nuevo y mejorado Asqueados Press) y donde obtener los datos (el viejo Asquedos Press). Por tanto, sin más dilación:

Ránking de popularidad

 5. Una razón para oponerse a la monarquía (Inconexo, 11 comentarios)

Que la quinta entrada más popular tenga 11 comentarios, hacen a la idea de que el viejo Asqueados Press no era más que un blog normal, en el que la mayoría de las entradas tenían uno o ninguno.

 

Esta entrada concreta no tenía nada muy especial. Para nosotros el 14 de Abril siempre ha sido una fecha muy significativa y yo me propuse escribir cada año una entrada en esa fecha, dando algún argumento a favor de la República o contra la Monarquía. Ésta fue la segunda y última vez que escribí un 14 de Abril, lo cuál da una idea clara de la firmeza de los propósitos que me hago.

4. Un andaluz soso (Inconexo, 20 comentarios)

El artículo versaba sobre la polémica que se había montado en el parlamento andaluz sobre un anuncio de Vaya Semanita, en el que se hacía chiste con los tópicos andaluces y vascos. Quise hacer un alegato contra los escocidos que se toman las coñas en serio, contra los tópicos y contra las estúpidas rivalidades territoriales.

 

Sin embargo, la entrada no tardó en llenarse de comentarios agriamente antiandaluces y agriamente antivascos. Lo cual nos enseña dos lecciones sobre esto de los blogs:

 

Conclusión: Lo que pretendes con una entrada, seguramente no es lo que quieres conseguir. Siempre habrá gente que se agarre de un asidero del tema y llevar las cosas a la esquina contraria que pretendías, seguramente insultándote y poniendo cosas en tu boca opuestas a lo que habías dicho.

 

Conclusión: Cuanto más agrio es un comentario, peor suele ser su ortografía.

 3. Hazte Oír: No te lo pongas, no se lo pongas. (Mu, 35 comentarios)

Mu quiso contestar con esta entrada a una campaña de desprestigio del preservativo llevada a cabo por la organización ultracatólica Hazte Oír.

 

Por algún motivo, la entrada alcanzó los primeros puestos en Google para los términos “Hazte Oír” (el buscador siempre nos trató bien), lo que provocó que gran número de cristianos moderados y radicales entraran a rebatir, organizando una contienda con no pocos partidarios de la goma.

2. “7 vírgenes” o “Canis, la película” (Mu, 79 comentarios)

Mu fue al cine y se tragó un bodrio. Después de la pérdida de dinero y tiempo (aún más grave), lo menos que pudo hacer es avisar a la gente a lo que se exponía si entraba en esa sala.

 

Lo que dudo mucho que supiera es que escribiendo eso estaba creando la segunda entrada más popular del blog. Y esto se debe a que una horda de canis entró a defender a capa y a espada la película que ellos entendían que representaba mejor su forma de vida (robar, dar palizas y violar). Todos fueron muy escocidos, exceptuando a algunas chicas que se dirigieron a nosotros como si fuéramos los creadores de la película (lo cuál refuerza mi conclusión anterior: ni siquiera se molestan en leer lo que escribes).

 

Si piensas pasarte a ver los comentarios, te advierto que es posible que después de hacerlo seas incapaz de escribir sin faltas de ortografía para siempre.

 1. Muere el perro más feo del mundo (Mu, 131 comentarios)

Sí, señores. Créate un blog, escribe análisis políticos, artículos de informática, revisión de libros y reflexiones profundas y tópate con que la entrada más exitosa (en cuanto a comentarios) va de un puto perro asqueroso. Si me hubieran dicho antes de abrir el blog que las entradas más populares serían sobre un perro desdentado y purulento y una película igual de desagradable, me lo hubiera pensado bastante. No nos queda salvo extraer la conclusión:

 

Conclusión: Lo que a ti te interesa no es lo que interesa a los lectores. Te quedarás frío al comprobar que tu ocurrencia ingeniosa y genial o tu sesudo análisis se quedan sin respuesta, mientras la estupidez que escribiste porque no sabías que poner se inunda de comentarios.

 

Creo, pero me patina la memoria, que fue a Campanilla a la primera que le leí que casi todos los blogs suelen tener una entrada que se escribe casi por escribir, sin darle importancia y se convierte en un fenómeno de masas (a escala del blog). Sin duda, la muerte del perro Sam se convirtió en esa entrada en nuestro blog, y en el de mucha otra gente.

 

No en vano, durante casi 3 años, gente doliendo a Sam, gente arremetiendo contra él, y gente arremetiendo contra los segundos no dejaron de compartir sus curiosos pensamientos con nosotros, dejando algún insulto esporádico contra el blog que les daba esa oportunidad.

 

Y esto ha sido todo. ¿Cuál será la entrada más popular del nuevo Asqueados Press? Imposible saberlo, seguramente la más estúpida. Por ahora, con conseguir una entrada de dos o tres comentarios, me voy conformando.

Mu

En realidad las estadísticas de los comentarios no son del todo ciertas. Casi al final de su vida, apliqué al blog una terapia de choque muy invasiva para hacer frente a la plaga de SPAM que asolaba el blog (decenas de miles de comentarios).

La terapia fue poco sutil: heurística humana aplicada a base de “DELETE FROM” aplicado directamente sobre la base de datos de WP.

La terapia fue bastante exitosa dentro de lo que cabe, y se llevó todo o casi todo el SPAM, pero también unos pocos comentarios legítimos por delante (lo lamento, pero ni hubo más remedio, ni había vuelta atrás).

Para referencia, la del perro llegó a tener más de 250 comentarios. Eso sí, las entradas han mantenido el orden de número de comentarios, por lo que el ranking es válido.

Por otro lado, mi conclusión es que una entrada es tan popular en cuanto a número de comentarios como el número de gente a la que consigas ofender. Y el otro factor fundamental es conseguir entrar en el ranking de Google para el término que busca la gente a la que vas a ofender.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *